Campamento de verano urbano en Chamberi, Madrid
Buscar

Campamento de verano urbano en Chamberi, Madrid


Los campamentos de verano urbanos en La Casita de Inglés son una suma de aventuras que hacen gozar a nuestros niños y niñas de manera tan natural. Instintivamente se introducen en mundos fabulosos e imaginarios y construyen con nosotros en un inglés con el que nos comunicamos todos y que absorben con gran facilidad.

Estamos preparando los Summer Camps para el verano de 2018, que van a ser divertidísimos y útiles en el aprendizaje y uso del inglés.

Pongamos el caso del Campamento de verano de Chamberí de este último verano, y que por ejemplo en la primera semana los transportó al mundo encantado del bosque.

Sólo hay que volverse un poco niño para imaginar como ellos y con ellos el encuentro con animalitos, plantas, flores y árboles que se encuentran en nuestro “Magical Forest”.

Pero no sólo hablamos de fauna y flora, pues también dimos rienda suelta a nuestra imaginación aprendiendo sobre criaturas mágicas como las hadas y los duendes.

Utilizando un poco su propia imaginación y creatividad el bosque se convertía así en un mundo en el que ellos absorbían y compartían, entre risas y expresiones de alegría, el uso del inglés de una manera natural y fluida.

Lo pasamos en grande identificando y aprendiendo nombres de diferentes tipos de insectos, jugando al “Ladybug Ping Pong”, capturando bichos (de juguete) con el cazamoscas, aprendiendo cómo es el ciclo de vida de las mariposas, y hasta fabricamos nuestro propio sombrero con antenas.


En cuanto a la flora de nuestro mágico bosque, fuimos de excursión al jardín de Nuevos Ministerios, donde nuestras profes habían preparado un fantástico “Scavenger Hunt”.

Con una lista de imágenes, nos dividimos por equipos y salimos como exploradores

en busca de los diferentes tipos de hojas y flores que aparecían en las fotos. Era mucho más difícil de lo que parecía y había que prestar mucha atención, lo cual nos vino bien para aprender a describir sus características, como formas, colores o textura.


Gracias a nuestras escapadas al parque a lo largo de la semana, pudimos recoger elementos naturales como piedras, palos, hojas y flores para nuestras manualidades en La Casita. Con los palos hicimos muñecos, pintamos piedras para crear coloridos insectos y con las hojas y flores que encontramos hicimos hadas y unos preciosos marca-páginas plastificados.

Siendo fieles a nuestro espíritu aventurero, nos zambullimos en el mundo de fantasía que el bosque nos aportaba. Jugamos a que íbamos de acampada, aprendimos a reconocer las huellas de diferentes tipos de animales, hicimos “Fairy Wands” para soplar burbujas con las varitas mágicas que usan las hadas, jugamos a que éramos Jack y hasta plantamos nuestras propias “habichuelas mágicas” para que crecieran hasta el castillo del gigante que está en el cielo.


Además, pusimos a prueba nuestro sentido del olfato con un juego a ciegas, pues con los ojos vendados tuvimos que identificar diferentes frutos y hierbas aromáticas.


Tampoco nos olvidamos de nuestros amigos los pájaros. En nuestra cocina nos pusimos manos a la obra y les preparamos un delicioso manjar. Para ello mezclamos comidita de pájaro con harina y caramelo y lo pusimos en un molde para que se secara. Los pájaros del bosque, claro, disfrutaron del aperitivo que les preparamos.


Y hablando de comida, nuestros niños y niñas gozaron todos los días de deliciosos tentempiés a media mañana y de un almuerzo con comida deliciosa sana y fresca de nuestro excelente cátering.

Fue maravilloso inaugurar el verano y huir con la imaginación del caluroso Madrid –la Casita tiene aire acondicionado-- para transportarnos al mágico mundo del bosque. Descubrir, jugar, imaginar, crear. Una experiencia inolvidable que con distintas temáticas se repite cada semana del Summer Camp en Chamberí, pero también en Pozuelo, Montecarmelo y en Padilla, en el barrio de Salamanca.

#campamentourbano #madrid #chamberí