Buscar

Campamento de verano urbano en Pozuelo de Alarcón


En la Casita de Inglés de Pozuelo, donde nacieron los campamentos de verano más divertidos que pueden encontrarse, y que se viven también en las otras Casitas, nuestros niños y niñas juegan a ser personajes a veces reales que viven en inglés, a veces de cuento, pero siempre fabulosos y atractivos para sus mentes.

Así, por ejemplo, en la quinta y última semana del Summer Camp del pasado verano en Pozuelo, y que será mejor aún en las diferentes semanas de 2018, se vivieron jornadas cargaditas de aventuras, esta vez marineras.

Nuestros grumetes entraron por la puerta de La Casita sabiendo que en realidad eran Jim Howkins y sus amigos tripulantes que habían salido de la posada Admiral Benbow Inn y abordaban el velero “The Hispaniola” en el que iba el pirata Long John Silver en busca de la Isla del Tesoro. Ellos terminaron siendo “Pirates in the sea” ¿Encontraron la isla y el tesoro?


Nuestros marineros empezaron con un sinfín de actividades temáticas para meterse en el papel. Un juego popular fue “Pin the Patch on the Pirate”, en el cual debían poner el parche en el ojo del pirata en la pared a ciegas, tras sortear varios obstáculos. ¡Todo un desafío! También les encantó a los peques encontrar todas las joyas que nos habían ocultado los piratas del grupo de mayores!

Desde luego, la vida pirata nos estaba transformando rápidamente y pronto empezamos a gritar expresiones como “Aye, Aye, Captain!”, “Ahoy!” o simplemente emitir ruidos como “Arrrrr!!!!”. Un auténtico pirata debe conocer bien el mar. Los siguientes días los dedicamos a explorar todos los mares y los animales que en él habitan, desde peces tropicales, pulpos, hasta peligrosas medusas.


Los animales marinos fueron también protagonistas de algunas de nuestras manualidades, así como de juegos en el Game Room como “Sea Animal Bingo” o “Shark Teeth”


La sala de teatro se convirtió en la cámara de bitácora y de sextantes del gran velero. Los niños mayores representaron la historia “How I Became a Pirate” mientras los más pequeños aprendían y cantaban la piratesca canción de: “5 little pirates went out one day, over the seas and far away The captain said Yo Ho Ho Ho But only 4 little pirates came back home...”


En cuanto a expresión corporal, nuestros pequeños piratas lo pasaron en grande haciendo sesiones de “yoga marítimo”, bailando el somos sirenas y tritones o jugando al Pirate Bowling con un coco!

Lo pasamos pipa jugando a pescar a sus amiguitos con globos de agua que explotaban cuando se comían el pan como cebo.


También dedicamos varios días a confeccionar nuestro traje conociendo en inglés cada instrumento, cada pieza, cada movimiento, pues todo pirata que se precie necesita un buen parche en el ojo, un buen garfio y un buen sombrero. Tampoco faltó nuestra espada hecha con un globo.

Pero sin duda lo que más nos gustó era imaginarnos a bordo de un gran barco pirata, así que decidimos fabricar nuestros propios mini barquitos con unos churros de piscina y unas pajitas para sujetar una vela de goma-eva. Los pusimos a prueba en la piscina y como flotaban, ¡hicimos carreras! ¡Lo pasamos la mar de bien!

El viernes ya nos tocó taller de cocina. Nos pusimos manos a la obra y preparamos unas deliciosas islas piratas. En el fondo gelatina de limón color azul, con una golosina de tiburón nadando en sus profundidades. Encima una capa de natillas y sobre ella, galleta machacada por nuestros piratas, a modo de arena. Además añadimos palmeras de pajitas y papel, Conguitos como cocos, chuches de barriles pirata y, cómo no, la bandera Pirata!


También vino de noche el pirata de otros barcos, Jack Sparrow, y nos dejó un montón de pistas por toooooda La Casita de Inglés. Había pistas in the oven, the washing machine, the dishwasher, the trampolin, the swimming pool, the flowers, the craft room, the bathroom y la última pista, en el congelador! (freezer) con un tesoro muy especial: helado de chocolate o vainilla para el Snack de la mañana!


Así son nuestros divertidos Summer Camp, en los que además de divertirse aprendiendo inglés nuestros chavales comen estupendamente de nuestro cáterin sano y adaptado a las necesidades de cada uno.

Conviene ir reservando plaza ya, e incluso para el Camp de la primera de la primera semana de septiembre, cuando aún no hay cole pero muchos papás ya están trabajando.

#campamentodeverano #campamentourbano #inglésdivertido #verano #madrid #niños #piscina