5 disfraces sencillos de carnaval para niños
Buscar

5 disfraces sencillos de carnaval para niños

Ya lo sabemos todos muy bien: la vida es un carnaval, y en La Casita de Inglés nos encanta. Poder convertirte por un día (o mejor aún, por varios) en lo que más te apetezca es liberador y sumamente divertido. Pero creo que estaremos de acuerdo en que los carnavales son como una maratón. Intentar hacerles disfraces a los más pequeños en tiempo record, de forma sencilla y que nos queden resultones a menudo no es tarea fácil, así que hemos pensado que igual os puede resultar de utilidad estas cinco ideas de disfraces sencillas que os pueden sacar de más de un apuro si no sabéis de qué disfrazar a vuestros peques este año.


Disfraz de sol

Original, sencillo y divertido. Os proponemos dos versiones.


- Opción 1

Solo necesitas goma eva y silicona.

Debajo puedes ponerle cualquier cosa que tengas a mano: pantalones y camiseta del mismo color o como en este caso: mallas negras, camisa blanca y corbata dorada reaprovechado todo de otros disfraces.

Para el tocado, solo necesitas una diadema que no te importe estropear, un poco de goma eva recortada en forma de rayos y silicona. Recuerda que la goma eva es muy práctica porque puedes moldearla aplicando calor.

Todo lo que tienes que hacer es dibujar el sol de la forma que más te guste, recortarlo, pegar todas las partes y listo. Para colocarlo, lo más práctico es usar tirantes (enganchas la parte trasera a las mallas por detrás y al sol por delante y listo). Puedes usar cualquiera que tengas en casa o comprar dorados para que combine mejor.

Para las nubes de las manos, asegúrate de que les haces una pequeña asa por detrás para que les resulte más cómodo sujetarlas y ya lo tienes. Un sol sonriente que parece que está despejado.

- Opción 2

Si esta opción no te convence del todo, tenemos otra versión. En este caso, podrás usar una máquina de coser aunque no es indispensable. Como material, fieltro de dos colores: amarillo y naranja.

Y debajo cualquier opción que se os ocurra: un vestido o mallas y camiseta del mismo color.

Todo lo que hay que hacer es recortar el fieltro siguiendo este patrón sencillo, coser con un pespunte a máquina y añadir los rayos en la parte de abajo y las mangas. Finalmente recortar la corona. Recordad que el fieltro es un material que también podemos pegar con silicona, por lo que la máquina de coser no es imprescindible a pesar de que en esta versión es recomendable puesto que os quedará un poquito mejor.

Disfraz de Chucky

Un pelín terrorífico, muy gracioso y lo mejor: muy sencillo porque podemos hacerlo con cosas que ya tengamos en casa.

Todo lo que necesitamos es un peto vaquero, una camiseta de manga baja a rayas y un cuchillo grande. Podemos hacerlo de cartón si no queremos comprar uno de plástico. Para el pelo algo de pintura, unas cuantas cicatrices en la cara y lo tenemos: un Chucky adorable en cinco minutos.

Disfraz de ancianita

¿Puede ser más mono? Creemos que no y además también entra dentro de la categoría de disfraces tremendamente fáciles porque podemos hacerlo muy rápido usando lo que ya tengamos por casa.

Todo lo que necesitamos es un gorro de bebé que llenaremos de bolitas de algodón blancas. Podemos pegarlas usando silicona. Un vestido de flores y alguna rebeca de punto, un puñado de collares y unas viejas gafas de sol a las que les quitaremos los cristales y les pegaremos, con silicona, algunas perlitas y ya está. Un ancianita a la que no podrás resistirte.

Disfraz de pincel

Una alternativa menos popular que el ya tradicional pintor pero quizás algo más divertida.

Todo lo que necesitamos es goma eva, una pequeña escoba, silicona y celo.

Recortamos la paleta del tamaño y la forma que más nos guste, pegamos todas las piezas con silicona. Para el gorro, recortamos la base a la medida de la cabeza de nuestro peque y pegamos los pelos de la escoba (que habremos cortado previamente) por dentro con celo. Para que el gorro tenga algo más de cuerpo, conviene añadir al menos dos capas de goma eva, de esa manera se mantendrá mejor.

Debajo mallas y camiseta negra y para colocar la paleta, unos tirantes y listo. Un pincel juguetón preparado para disfrutar este carnaval como tiene que ser.

Pues aquí está, ya no hay excusas, cinco ideas muy sencillas y rápidas que esperamos os saquen de cualquier apuro y os permitan disfrutar de lo más importante: la fiesta en la que todos podemos ser durante unas horas, todo lo que queramos ser.


"Do not take life too seriosly. You will never get out of it alive."