Buscar

Celebra San Valentín con los niños

San Valentín está ya a la vuelta de la esquina, de modo que nos apetecía compartir con vosotros algunas ideas para celebrar este bonito día con vuestros peques. En España, el día de San Valentín tiene una connotación muy romántica y suele estar enfocado principalmente a las parejas, sin embargo, a nosotros nos gusta más la forma en la que se concibe en Estados Unidos. Y es que allí, en este día se celebra el amor. Y amores hay muchos. Empezando por la amistad, así que es habitual que los niños escriban bonitas tarjetas a sus compañeros de clase o se decore la casa, o se preparen platos especiales para todos nuestros seres queridos.


Reservar este día solo a los enamorados nos parece un rollo, porque lo cierto es que nuestras vidas son ricas y mucho más bonitas gracias a todas las personas que tienen un impacto en ellas y nos cuidan y quieren por encima de todo. Si resuena también contigo esta forma de verlo, te vamos a proponer una serie de ideas para hacer en casa y celebrar con los niños la fiesta del amor. Porque... ¿se te ocurre mejor excusa para celebrar?.

Heart brownies ¿Quién puede decir que no a un delicioso brownie de chocolate casero y además en forma de corazón? Exacto. Nosotros tampoco. Os dejamos la receta de este rico y sencillo brownie para que os animéis a hacerlo con los peques de la casa. Estamos convencidísimos de que tanto grandes como pequeños van a disfrutar del proceso y, sobre todo, de lo que viene después.

Ingredientes: - 1/2 taza de mantequilla

- 1 taza de azúcar

- 2 huevos

- 1 cucharada de extracto de vainilla

- 1/3 taza de cacao en polvo

- 1/2 taza de harina

- 1/4 cucharada de sal

- 1/4 cucharada de levadura

Preparación:

Precalienta el horno a 180 grados. Engrasa un poquito el molde donde vas a hacer el brownie. Derrite la mantequilla y añade el azúcar, la vainilla y los huevos, una vez bien mezclados, añade los ingredientes secos poco a poco (el cacao, la harina, la sal y la levadura). Viértelo en el molde y hornea por unos 25 – 30 minutos. Estad atentos para que no se hornee demasiado y quede muy seco. Una vez horneado, dejar enfríar unos minutos y con un cortador de galletas en forma de corazón, podéis hacer pequeñas porciones. El resultado es una delicia chocolateada a la que no podréis resistiros.


Heart potato stamps Esta manualidad es siempre un éxito. A los niños les encanta usarla y además la puedes variar y adaptarla a cada actividad que vayas a hacer.

Materiales:

- Una patata

- Un cortador de galleta en forma de corazón

- Un cuchillo

- Pinturas de colores Preparación: Corta la patata por la mitad y entierra el cortador completamente en el centro. Corta alrededor de este con el cuchillo a una distancia de unos dos centímetros hasta que notes que tocas con el cuchillo el cortador. Elimina ese trozo, saca el cortador y listo. Todo lo que tienes que hacer ahora es poner en el corazón el color de pintura que quieras y estampar con él, por ejemplo, las tarjetas que vuestros peques pueden regalar a sus compañeros de clase recordándoles la suerte que es, tenerlos cerca.

Storytelling – Love is you & me. Ya os hemos hablado en varias ocasiones sobre los beneficios del storytelling, así que en esta ocasión no nos resistimos a recomendaros este maravilloso libro de Monica Sheehan. Su entrañable historia nos recuerda que el amor, independientemente de si se trata del que hay entre padre e hijo, amigos o incluso un perro y un ratón, es uno de los regalos más bonitos de la vida. Nuestra querida teacher Laura os hace de storyteller...



Puedes comprarlo aquí.


Si lo que os apetece es ver una película juntos, permitidnos recomendaros Finding Nemo. Su maravillosa historia nos servirá para ilustrar que el amor es la fuerza más potente que nos lleva a hacer lo imposible y enfrentar todos los miedos.

"When I look at you, I can feel it. I look at you, and I'm home." Dori


Pues hasta aquí nuestra propuesta: una receta, una manualidad, un libro y una película para celebrar el amor, la fuerza más poderosa del universo para la que la ciencia aún no ha encontrado una explicación formal. Y si no, que se lo pregunten a Einstein. Piglet: How do you spell "love"?

Pooh: You don't spell it. You feel it.