Planes familiares navideños para hacer en casa
Buscar

Planes familiares navideños para hacer en casa

En el post de la semana pasada os recomendábamos 10 planes maravillosos para hacer en familia en Madrid esta Navidad, si le quieres volver a echar un vistazo, puedes hacerlo aquí. Pero esta semana lo que os vamos a proponer son actividades navideñas en familia, sí, pero en casa. Porque igual de importante es salir como disfrutar del calor hogareño. Además os queremos demostrar que quedarse en casa con los niños no tiene que ser, ni remotamente, sinónimo de aburrimiento, de hecho, todo lo contrario.


Para empezar, y como no puede ser de otra manera, os recomendamos una actividad muy sencilla pero maravillosa: el storytelling. Ya hemos hablado en el pasado de todas sus ventajas, puedes conocerlas aquí, así que os proponemos cuatro libros navideños que siempre han estado en nuestra lista. Dos, por ser grandes clásicos que deben estar en nuestra selección sí o sí. Porque los clásicos son un clásico por algo y, por otro lado, otros dos libros que nos encantan porque sus historias son entretenidas, diferentes y entrañables y nos sirven perfectamente para sentir la magia de la Navidad y transmitirla a los más pequeños: The Night before Christmas de Clement Clark Moore. Toda una institución ya en las historias navideñas más tradicionales. Esta versión ilustrada por Holly Hobbie además es una auténtica joya porque no solo muestra la perspectiva del padre, sino que también añade la de los niños. Lo que la hace mucho más mágica y especial.

Puedes comprarlo aquí.


The Little Match Girl de Hans Christian Andersen. Lo más probable es que te salte alguna lagrimilla con este clásico pero es un maravilloso y necesario recordatorio de que el invierno y la Navidad no siempre es un momento de felicidad para todos y que debemos ayudar y empatizar con el prójimo, además de agradecer lo afortunados que somos.

Puedes comprarlo aquí.


Red and Lulu de Matt Tavares. Con tantos libros como hay enfocados en Santa Claus y en la parte material de la Navidad, se agradece esta refrescante historia que nada tiene que ver con la vorágine de recibir o dar regalos.

Puedes compralo aquí.


Christmas Farm de Mary Lyn Ray. Un pequeño tesoro de libro. Una mujer decide plantar un árbol con la ayuda del niño que vive al lado. La relación que se crea entre ellos es entrañable y además este cuento nos permite aprender sobre el proceso de crecimiento de un árbol de Navidad y lo largo que es. El libro tiene una manera excelente de mostrar el valor del tiempo de una manera sencilla para que los peques puedan comprenderlo.

Puedes comprarlo aquí.


Nada supera el placer de enrollarse en una manta con tus peques en un día frío y disfrutar de una peli juntos. Para estas fiestas os proponemos dos grandes clásicos. Eso sí, que sean en versión original. ¿Por qué? Pues porque los ingleses tienen más vocales, más palabras que no siguen reglas de pronunciación regulares y además sus golpes de voz no se corresponden con los nuestros. Por entender no os preocupéis, estas películas que os proponemos probablemente ya las conoceréis y si no, sus historias son muy sencillas y fáciles de seguir. Si lo que quieres es que tus peques mejoren su pronunciación, cuanto más lo escuchen, mejor.


Home Alone

Obligatoria en esta época del año. Ingeniosa, divertida, entrañable y apta para todos los públicos.


The Grinch

Todos llevamos un pequeño Grinch dentro pero... "to kindness and love, the things we need most."


Podéis acceder a las películas aquí.

La siguiente actividad que os proponemos es la de cocinar. Cocinar en familia es siempre divertido, los peques lo disfrutan mucho y luego tenéis la opción de disfrutar del resultado todos juntos. ¿Qué más se puede pedir? En esta ocasión os proponemos dos recetas deliciosas que satisfarán los paladares de grandes y pequeños y que encajan perfectamente en esta época de celebraciones.

Chocolate Crinckle cookies

Ingredientes:

- 1 taza de harina

- 2/3 taza de azúcar

- 1/2 taza de cacao

- 1/4 de taza de mantequilla a temperatura ambiente

- 1 cucharada de levadura

- Una pizca de sal

- 1/2 cucharada de café soluble

- 2 huevos

- 1 cucharada de extracto de vainilla

- 1/2 taza de azúcar glas

Preparación: En un bol mezcla la harina, el cacao, el café soluble, la sal y la levadura. Aparta. En otro bol mezcla los huevos, la mantequilla, el azúcar y el extracto de vainilla. Une los ingredientes secos y revuelve hasta conseguir una masa homogénea. Déjala reposar en la nevera al menos una hora. Puedes incluso dejarla toda la noche. Calienta el horno a 180 grados. Forma bolitas del mismo tamaño con la masa y cúbrelas con azúcar glas. Colócalas sobre papel vegetal dejando un espacio entre ellas y hornéalas por unos 10 o 12 minutos. ¡Y a saborear!


S'mores dip

Ingredientes:

- 1 paquete de galletas Digestive

- 1 tableta de chocolate negro ( o el que prefieras)

- 1 paquete de marshmallows tamaño mediano Preparación: Tritura las galletas Digestive o bien pártelas en trocitos pequeñitos y espárcelas por todo el fondo de la bandeja. Encima coloca trozos del chocolate de tu elección. Y cúbrelo todo con los marshmallows. Al horno a 180 grados por unos minutos sin dejar de observar. Cuando los marshmallows estén dorados, ya puedes sacarlos y devorarlos.


Si os apetece podéis acompañar estas recetas con alguna bebida caliente. Os recordamos nuestras recetas favoritas aquí.

¿Y cómo nos íbamos a olvidar de las manualidades? Ya sabéis perfectamente que somos fervientes creyentes de sus ventajas y de todas las posibilidades que ofrecen como herramienta educativa, de hecho, ya hemos hablado de por qué nos gustan tanto aquí. De modo que os proponemos dos manualidades sencillas pero bonitas perfectas para Navidad y que incluso podéis regalar a amigos y familiares.

Rudolph the red-nosed reindeer

Material:

- Tres palos de madera (como los que usamos para hacer polos)

- Un pompón rojo pequeño

- Dos ojitos adhesivos

- Cola blanca

- Rotulador marrón Elaboración: pinta los tres palitos con el color marrón (¡o como quieras!, imaginación al poder). Pégalos de manera que formen un triángulo. En el vértice pega el pompón a modo de nariz y en los lados los ojitos y ya lo tienes. Una manualidad sencilla y resultona que queda perfecta incluso como adorno para el arbolito de Navidad.


Apilable de snowmen

Material:

- Vasos de papel

- Rotulador naranja y negro

Elaboración: poco se necesita explicar en esta manualidad. Básicamente lo que hay que hacer es dibujar las caritas de los muñecos de nieve con su característica nariz de zanahoria. Lo genial de esta manualidad es las posibilidades de juego que os ofrece después. Os damos una propuesta:

haced una bolita con papel de aluminio y jugad con ellos como si fueran bolos. Sencillo y divertido a partes iguales.


Quedarse en casa esta Navidad no tiene por qué ser aburrido, ¡todo lo contrario!. Además, si todo falla, recordad que este año, tenéis a vuestra disposición La Cajita de Inglés. Nuestra mágica caja que contiene muchas actividades y opciones para disfrutar de ese tiempo en familia. Puedes hacerte con la tuya aquí.



Y recuerda: "Christmas isn´t a season. It´s a feeling."